SEÑALES QUE DETERMINAN QUE NUESTRO COSMÉTICO NO ES CONVENCIONAL

Ecológico, natural, orgánico, biológico, todos ellos términos que acuñan a la cosmética NO CONVENCIONAL, ¿Cuáles son las diferencias?. Complejo de explicar si no te fijas en los Sellos de los organismos certificadores, éstos catalogan los diversos procesos de producción, fabricación de sus ingredientes, trazabilidad, prácticas medioambientales, procesos en selección de especies y preservación de la biodiversidad entre otras prácticas.

Ecologico, organico o biológico, se basa en la utilización óptima de los recursos naturales sin abonos químicos para combatir plagas, conservando la fertilidad de la tierra de manera biodegradable y sostenible.

Esta vertiente de cosmética VERDE está regulada por organismos certificadores de índole privada, que operan a nivel Europeo e Internacional ya que no existe una normativa unificada ni detallada de los requisitos que debe cumplir los cosméticos NO CONVENCIONALES, avalando a los fabricantes de cosmética que cumplan con los criterios de calificación.

En términos generales la cosmética Ecológica aboga por el respeto hacia el medio ambiente y la salud humana, No utiliza derivados del petróleo, no conservantes, no parabenos, no perfumes sintéticos y no testa en animales y por supuesto sus envases y cartonajes son reciclables. Algunas certificadoras son asociaciones industriales que operan en el ámbito del sector farmacéutico, alimentación y dietética, agricultura y el sector cosmético.

Algunas de estas certificadoras son:

Consejo Catalán de la producción Agraria Ecológica. Comité Andaluz de la Agricultura Ecológica. SHC SOHICERT y COSMEBIO en España. En Italia: CCPB y AIAB, cada una con unos criterios de certificación. La famosa certificadora ECOCERT en Francia. En Bélgica: ECO GARANTIE y BIOFORUM. En Alemania: BDIH, DEMETER, BIO SIEGEL, NATURLAND. En Reino Unido: SOIL ASSOCIATION, THE VEGAN SOSIETY. Holanda: EKO KEURMERK. Países Nórdicos: NORDICK ECOLABEL. En Australia: BIO GARANTIE, NASSA CERTIFIED ORGANIC. En estados Unidos: USDA ORGANIC.

Algunas pasan dos auditorias anuales para verificar que las empresas cumplen con el estándar de calidad impuesta

Aún qué cada organismo tiene sus propios criterios de regulación, en términos generales la receta de un cosmético VERDE ha de presentar estos porcentajes en función del origen de sus ingredientes.

NATURAL:

  • 95% del total de los ingredientes es de origen natural y el 5% restante de síntesis que pueden ser conservantes y que no todos valen ya que hay una serie de conservantes restringidos.
  • 5% del total de los ingredientes proceden de agricultura biológica, contando que el mayor porcentaje se lo lleva el agua o similar(excipiente) esto representa un 50% de los ingredientes vegetales.

NATURAL Y ECOLÓGICO:

  • 95% del total de los ingredientes es de origen natural y el 5% restante de síntesis que pueden ser conservantes con las restricciones oportunas.

  • 10% del total de los ingredientes proceden de agricultura biológica que representan el 95% de los ingredientes vegetales.

Otra pista a seguir al margen de reconocer los distintos sellos certificadores situados en algún lugar del envase, (pueden tener varias certificaciones), es la lectura del listado de ingredientes (INCI), si vemos muchos nombres en latín idioma más entendible que la química orgánica, éstos hacen referencia a la nomenclatura botánica según genero y especie. A mayor cantidad de nombres botánicos,  menos ingredientes de síntesis y más ingredientes de origen natural, pero si no ves los certificados duda de la originalidad del producto.

Lo normal es encontrar productos de esta tipología en tiendas ecológicas, herboristerías, dietéticas, pero no todo lo que venden en estos establecimientos es cosmética verde, fíjate en las etiquetas. Del mismo modo hay centros de estética tradicionales donde trabajan con cosmética ecológica, pregunta en tu establecimiento más cercano y te explicaran, ahí también puedes comprar estos productos y con mayor garantía ya que una experta en cosmética, previo diagnostico, te asesorará de lo que realmente necesita tu piel, no te proporciona la misma información un [email protected] en cosmética, que una persona que encuentres en una gran superficie con un montón de marcas y productos de diversas familias, estos profesionales están más puesta a vender que a diagnosticar, y muchas veces terminamos comprando lo que no cubre nuestras necesidades, por falta de información y prescripción.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar