“Saturday Night Fever”, este es el título de una película archiconocida de finales de los 70, aquí Travolta se lo pasa piruleta bailando música “enlatada” y sentando precedentes de las discotecas de hoy en día.

Pero no es de música ni de baile el espacio que ocupa este post, vamos a indagar en el mundo de la fiebre y sus beneficios a nivel estético.

Por todos es sabido que la fiebre es un mecanismo de defensa disponible en los seres vivos, se activa como reacción del organismo frente alguna enfermedad, siendo un aliado de las infecciones y un arma para virus y bacterias ya que aumenta la producción de anticuerpos (defensas). ¡Pues bien¡ también es la artillería pesada que combate el envejecimiento cutáneo y demás afecciones estéticas y fisiológicas.

Hipocrates dijo; “dame una fiebre y curaré una enfermedad”.

 

Y es que la electroestética tiene entre otras capacidades la facultad de provocarnos una fiebre controlada convirtiéndose en un aliado de tratamientos estéticos en pro de la belleza y la prevención.

 ¿Qué es la diatermia y cómo se consigue?

Mediante aparataje estético basado en la ciencia de las corrientes eléctricas de alta frecuencia, capaces de producir diatermia, elevación de la temperatura en zonas concretas y profundas del cuerpo humano. Para no enrollarme mucho con fundamentos físicos y conceptos de ingeniería que no nos interesan y que yo no controlo, no soy física y tampoco ingeniera,  mis capacidad se centra en la aplicación y resultados, así que me centrare en eso y en las sensaciones. También os comento al final del texto un centro de belleza donde se pueden solicitar diversos tratamientos estéticos. 

Pues bien… la corriente procedente de un aparato llega al electrodo de aplicación, éste se desliza a través en la piel de la persona sometida al tratamiento, con otro electrodo, denominado pasivo, que también entra en contacto con la piel de la persona a tratar, se forman una especie de circuito eléctrico en la zona corporal por donde circularan ondas hectométricas capaces de generar “fiebre” o diatermia, en nuestro cuerpo, de manera artificial y controlada, debido a la frotación molecular generada , el calentamiento se produce en el interior del cuerpo, es decir el calor va de dentro hacia fuera, a la superficie cutánea.

Del mismo modo que enchufamos una radio a la red eléctrica, sintonizamos una emisora y oímos un sonido en formato musical o tertuliano, voz, por efecto de las ondas electromagnéticas, las ondas hectométricas son capaces de generar diatermia, calor.

Radiofrecuencia y diatermia son conceptos mediante los cuales se puede inducir al cuerpo a producir el preciado efecto térmico, con resultados que no están a nuestro alcance por otros medios y que producen un incremento de las reacciones metabólicas, éstas son de gran interés por la aceleración de los intercambios bioquímicos. Este efecto trófico induce al organismo a generar colágeno y elastina, incrementa de la eliminación de catabolitos (sustancias de desecho).  Se produce un incremento de la circulación sanguínea, aumentan las células de defensa y relaja las fibras musculares, produce efectos antiinflamatorios, descontracturantes y analgésicos.

Multitud de alteraciones estéticas son tratadas por su efecto trófico, tratamiento de arrugas, bolsas y ojeras, flacidez , redefinición del ovalo facial, modelación de silueta, se pueden realizar tratamientos de pecho en casos de ausencia de tono, tratamientos lifting faciales y corporales, tratamientos anticeluliticos y antiestrías, se produce un aumento de la permeabilidad cutánea lo que favorece la penetración de los principios activos posteriores. Este tratamiento también es muy usado en el mundo de la fisioterapia y la medicina para curar otros males.

 

¿Qué sensaciones aporta?

Un gustirrinin del calibre del mejor de los orgasmos, te quedas sopa en la camilla, el calor interno, el movimiento del electrodo sobre tu piel y el masaje que se aplica simultáneamente con la termoterapia, te dejan chapada en la camilla y te olvidas hasta de tus hijos, es un tratamiento totalmente indoloro, no muy caro y de muy buenos resultados, induce al cuerpo a un estado de sedación, de ahí que sea un tratamiento de belleza muy relajante.

Los pioneros en esta técnica fueron y son la empresa española INDIBA S.A., si pincháis sobre la palabra os llevará a la página oficial y podréis saber más sobre esta empresa.  Y bueno poco más que contar sobre este tratamiento electroestético, que espero que lo probéis si no lo habéis probado ya, os van a encantar las sensaciones y los resultados.

Os recomiendo un centro estético de Alicante capital donde trabajan con esta técnica:

Eva Rosello, Calle San Juan Bautista, 32, 03005 Alicante. 649 99 47 77

Os dejo un vídeo de la web oficial de INDIBA, con un tratamiento facial. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar