El tamaño en cuestión de cosmética, ¡SI IMPORTA!.

¿Te creías la cosa iba de sexo ehhhh?, pues NO, hoy tiene la palabra la nanocosmética, las dimensiones anatómicas las dejaremos para otro momento y nos situaremos en el concepto nanocosmética y sus aplicaciones, desde mi punto de vista y mi razonamiento al respecto. La nanotecnología se ha introducido en el campo de la cosmética dando lugar a una serie de productos.

¿Qué es la nanotecnología?: manipulación, síntesis y fabricación de la materia a escala nanométrica. El nanómetro es una unidad de longitud que equivale a la millonésima parte de un milímetro, es decir, tomamos como referencia algo que mide un milímetro y lo dividimos entre un millón, resultando un tamaño de partícula inapreciable para el ojo humano, para situarnos, tamaños cercanos al del átomo y menores que el de una célula. Nuestros ojos solo son capaces de percibir objetos de un tamaño mayor a 0,1 mm, para ver nanopartículas tendríamos que recurrir al Microscopía Electrónica.

La química cosmética, la dermocosmética o la cosmecéutica se vale de la nanotecnología para preparar y aislar los principios activos cosméticos contenidos en una formula cualquiera, cremas, geles, leches, lociones, emulsiones, perfumenes, etc. Al mismo tiempo, también mediante esta tecnología se puede controlar la liberación y el transporte en la piel los diversos principios activos.

FIBROBLASTO, célula de la dermis.

 

¿Cuál es la ventaja que presenta la nanocosmética?, como ya he comentado la magia de la nanocosmética radica en su aplicación tópica y la liberación del principio activo en áreas especificas de la piel. Los preparados nanocosméticos son capaces transportar los activos a capas más profundas de la piel atravesando la epidermis, siendo por lo tanto más eficaces. Muchos productos cosméticos tradicionales no llegan a capas tan profundas limitando su eficacia y actuando exclusivamente sobre la capa córnea. Ni que decir tiene que estamos hablando de cosmética y que ésta, por legislación, sino sería un medicamento, no ha de llegar al torrente sanguíneo. Estos sistemas de liberación y transporte de activos cosméticos encapsulan el compuesto activo en el interior de un envoltorio de un tamaño variable de nanómetros, este envoltorio protege al principio activo durante el transporte a través de la piel liberándolo en el lugar indicado de forma selectiva y gradual.  Imagínate el proceso de mandar un paquete postal debidamente envuelto a un destino concreto y detallado, el envío llegará en perfecto estado a su destinatario, siempre y cuando cumpla con todo el protocolo de envío. O el caso del ascensor, donde sus puertas se abrirán en determinadas plantas del edificio según la voluntad del pasajero y de la tecnología que hace funcionar a dicho ascensor. Del mismo modo llega la nanocosmética al lugar para el cual se ha diseñado.

Liposomas, Nanopartículas; nanoesferas, nanocápsulas, ciclodextrinas, micelas, en definitiva todos ellos vectores cosméticos cuyas características más interesantes son las siguientes:

  • Proteger y aislar del medio al ingrediente activo, resultando por consiguiente una fórmula más estable.
  • Su forma y tamaño se pueden adecuar a las necesidades requeridas.
  • Permiten modular y controlar la liberación del ingrediente activo y están formados por componentes biodedradables y atóxicos.

La tecnología cosmética utiliza los recursos y procedimientos que han generado otras ciencias afines para la innovación de este campo e industria en pro de la belleza.

La cosmética normal o la que no contiene estos vehículos o vectores de tamaños millonésimos, penetra en capas epidérmicas superficiales como ya he comentado antes, pero en ocasiones se necesita llegar a estructuras más profundas, por ejemplo folículos pilosos, glándulas sebáceas, tejido subjuntivo en casos de la “temida” celulitis, estrías incipientes, flacidez y elastosis; que pueden tener o no relación con el envejecimiento.

Los principios activos que se encuentran alojados en el interior de una partícula NANOCOSMÉTICA, son de diversa procedencia y aplicación, cito algunos de ellos; ácido hialurónico, proteínicas y péptidos, vitaminas C, A, E, retinol que es un derivado de la vitamina A, derivados de benzofenona, ácido glicólico, derivados flavonoides como la miricetina que se encuentra en el perejil, los boniatos, arandanos. Las esencias para los perfumes, consulta el glosario de este post para conocer más acerca de estos principios activos.  Los efectos que pretenden conseguir los laboratorios son diversos, perfumes como Allure de Chanel, contienen nanoestructuras de tipo micelares, que controlan la liberación gradual de algunos aromas y su permanencia en el  tiempo.

Liposomas: a mitades de los años 80 las cremas incluyeron en su formulación unas pequeñas bolsistas o vesículas lipídicas (grasas), denominadas liposomas, ejerciendo una función vehicular, ya que tiene la capacidad de transportar diferentes principios activos hasta las capas más profundas de la piel.  Su composición es similar a la de la membrana citoplasmática de la célula, trasladando el principio activo a la membrana y núcleo de la misma para que ésta asimile toda su eficacia. El tamaño de un liposoma es de 0.05 a 10 nm. Su estructura está formada por bicapas lipídicas concéntricas separadas unas de otras por espacios acuosos. Son sistemas coloidales de tipo vesicular, en su particular estructura son capaces de incorporar sustancias hidrosolubles (que se disuelven en agua) en los espacios acuosos y sustancias de naturaleza hidrófoba (que no se disuelve en agua, normalmente en grasas) en las bicapas.

LIPOSOMA

 

Nanopartículas: son estructuras poliméricas, esféricas y ultradispersas cuyo diámetro de partícula está comprendido entre 50 y 500 nm, suelen contener vitaminas y protectores solares entre otros.

Ciclodextrinas: son oligosacáridos formados por unidades de glucosa con forma de cilindros huecos cuyas bases tienen diámetros diferentes, sirven entre otras funciones para incrementar al solubilidad del ingrediente activo, aumenta la estabilidad al proteger a la molécula de oxidaciones.  También sirven para estabilizar aromas y perfumes o secuestrar olores desagradables.

Micelas: conjunto de moléculas que constituyen una fase coloidal, siendo el mecanismo por el cual el jabón solubiliza la grasa en agua. Las micelas se agrupan en función del disolvente en el que residen. En disoluciones acuosas, las moléculas anfifílicas forman micelas en las que los grupos polares están en la superficie y la parte apolar queda inmersa en el interior de la micela. En otros medios las moléculas anfifílicas se pueden organizar como micelas inversas.

 

MICELA en disolución acuosa.

MICELA en una disolución de aceite.

 Conclusión general: cuanta más tecnología tenga un cosmético mayor será su radio de actuación.

GLOSARIO, de algunos principios activos.

Ácido hialurónico: este ácido se encuentra en el cuerpo humano en el tejido conectivo; cartílagos, liquido sinovial y en nuestra epidermis, con el paso del tiempo se produce una disminución de ácido hialurónico produciendo los síntomas y signos del envejecimiento, por ende aparecen arrugas y la perdida de firmeza de nuestra piel. A mitades de los 90 se comenzó a emplear en la fabricación  de compuestos cosméticos ya que es un principio activo muy hidratante, antioxidante, antienvejecimiento, rejuvenecedor celular y mejora la barrera de la piel ya que aumenta la resilencia. En la actualidad está muy en boga en el campo de la medicina estética para la realización de infiltraciones.

Protèinas y péptidos: los péptidos son segmentos de proteínas, para entendernos, ¿os acordáis de  Cleopatra y sus baños de leche de burra?, desde aquí se remonta el uso de las proteínas a nivel cosmético, claro que el sistema “Cleopatra” no puede llegar a capas muy profundas de la piel, la molécula es de tamaño considerable y actúa a un nivel superficial. En la actualidad la familia de las proteínas y su uso cosmético se presenta en forma de colágeno, queratina, elastina, reticulina, filagrina, tubulina…..Las proteínas forman parte de la MEC (matriz extracelular). Existen laboratorios cosméticos que extraen estos compuestos del gusano de seda. Estos ingredientes aplicados en una fórmula cosmética  pueden ayudar a que la piel produzca sustancias como el colágeno. Nombres comerciales registrados como péptidos o proteínas son; arginina®, Matrixiy ®, haloxyl ®,son algunos de los péptidos o neuropèptidos que ayudan a la reparación de la piel en sus diversos procesos. Por ejemplo, el haloxyl® combate las ojeras produciendo un mayor riego vascular en la zona orbicular y refuerzan la firmeza de la piel de esta zona.  Estos principios activos son algunos de los compuestos de Pretox de la firma MEDIK 8.

Otra forma de hacer que este tipo de partículas de la familia de las proteínas lleguen de forma directa a capas más internas de la piel es mediante el uso del DERMAPEN o SKIN PEN, pero de este sistema de penetración de principios activos hablaré en otro post, de momento os dejo un vídeo y en próximos post desarrollaré el tema y os recomendaré sitios dónde podéis solicitar este tipo de tratamientos.

VITAMINA C o ácido ascórbico: es un potente antioxidante y preventivo contra el envejecimiento. Interviene en la síntesis de colágeno y de la elastína. Es un buen despigmentante ya que inhibe la tirosina, (aminoácido cuya oxidación produce melanina).

VITAMINA A: de forma tópica la encontramos como retinol, retinol palmitato o retialdehido, el ácido retinoico, tretinoína o sotretinoína son más agresivos y por lo tanto usados en el campo medicoestético. En el año 69 se introdujo como tratamiento del acné, a mitad de los 70 se comenzó a utilizar como un tratamiento antiarrugas y poco después se descubrió que es un buen estimulador de la producción de colágeno. También es un perfecto epitilizante (que favorece la regeneración de la piel). En las formas medicoestéticas combate el acné, cicatrices por acné, algunos tipos de psoriasis o arrugas muy profundas y manchas, (de uso médico cuando se trabaja en capas muy profundas de la piel). Suele usarse por la noche , las cremas que contienen este principio activo han de contener, y si no lo contienen, se han de aplicar seguidos de un protector solar, ya que tiene efectos fotosensibles. También a través de la nanotecnología existen cremas que liberan vitamina A al cabo de las horas para evitar el horario solar.

VITAMINA E o alfa-tocoferol, gamma-tocoferol: es un potente antioxidante ya que protege a nuestra piel frente a radicales libres. Una deficiencia de esta vitamina puede ocasionar la falta de vigor y lozanía en la piel, dificultar la cicatrización, mala circulación en piernas y pies. También es un buen protector de la membrana celular ya que impide su oxidación, y es un excelente protector solar,  principio activo antiedad,  antiacné y antiestrías.

Derivados de las Benzofenonas: son principios activos que absorben la radiación ultravioleta. El uso de nanopartículas evita el aspecto blanquecino que dejan en la piel algunos protectores solares y son muy usadas como fijadores de aromas.

Ácido glicólico: procedente de la caña de azúcar. Su función es antibacteriana, estimulador del colágeno, exfoliante químico, despigmentante, muy hidratante, humectante y antiedad.

Derivados flavonoides: proceden de los vegetales, frutas, plantas y verduras como: manzanas, té, uva, brócoli, cardo mariano, regaliz, ginkgo, mirtilo,.. La extracción de flavonoides o síntesis y su aplicación cosmética tiene efectos antioxidantes, antinflamatorios, antimicrobiano y antiedematosos, ya que disminuye la permeabilidad de los capilares sanguíneos, reforzando las paredes de estos capilares por su acción venotrópica.

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar